OFRENDA DE FLORES A LA VIRGEN DE LLUCH

Cada año, al llegar la primavera el mes de mayo, dedicado a la Virgen María, los alcireños fieles a convocatoria de la junta directiva de la patrona, nuestra Señora de Lluch, el domingo por la tarde acudieron al santuario de la Muntanyeta del Salvador para la ofrenda de flores y frutos, como viene realizándose desde hacen centenares de años.

En esta ocasión, varias de las persones, cofradías, fallas y asociaciones religiosas, han seguido de cerca los consejos impartidos, de aportar en este ofrenda productos alimenticios no perecederos, que llenaron el altar de la Virgen conjuntamente con las flores.

El templo estaba completamente lleno. Con la alcaldesa, Elena Bastidas y los concejales Rafael Fita y Mercedes Bañeres, se hallaban las Damas de la Virgen con Andrea Benedito, Dama Mayor; Junta Local Fallera con las falleras mayor e infantil y sus cortes de honor; los presidentes de la Real Cofradía de la Virgen de Lluch, Ernesto Montalvá y su esposa, María Jesús Benavent; representación de la archicofradía de los Santos Patronos, Bernardo, María y Gracia; de la Real Cofradía de la Virgen de la Murta, Alfredo Garés, su presidente, Clavarios Mayores de Semana Santa, Armando Serra y su esposa, Amparo Pla; Consuelo Peris, presidenta de la Colonia Alcireña en Valencia con los padrinos de la fiesta de este año. Cofradías de Semana Santa, comisiones fallera e instituciones alcireñas, como Cruz Roja, Junta Local de Riegos y Grupo de Danzas; Asociación de Adoradoras Nocturnas. Tras la ofrenda, presentada por Belén Pardo, en su que en su desarrollo, los presidentes de la cofradía patronal, impusieron unas medallas de la Virgen a las falleras mayores y sus cortes; a Rafael Fita y a los clavarios de Semana Santa y presidente de la misma Vicente Fábregues.

La celebración de la misa estuvo presidida por Pablo Sanz al que acompañaba el arcipreste Ramón Martín, quien en la homilía destacó y agradeció en lo que cabe, la entusiasta colaboración aportando gran cantidad de productos alimenticios, no perecederos, que engrosarán el almacén cuyo destino tiene Cáritas para familias necesitadas.

La parte musical de la misa estuvo interpretada por el coro de la Cofradía de la Virgen de los Dolores, acompañada al órgano por el capellán del santuario don Ernesto Colomer. En el ofertorio del pan y el vino que se iban a consagrar, participaron Andrea Benedito, Dama Mayor de la Virgen y el matrimonio José Perepérez y Reme Pau.

Finalizada la misa en la puerta de entrada, como viene realizándose en los últimos años, se procedió a la bendición del término con el “Lignum crucis”, por el sacerdote Pablo Sanz y una vez termina la misma, los fieles regresaron al templo para desfilar por el camarín de la Virgen y poder besar su manto.

Alfonso Rovira

© 2007-2017 festalzira Alzira (Valencia) Diseño Creativo de