El padre de la FP

José Luís Espinosa fue director del Institut Rei En Jaume de Alzira, centro al que convirtió en un modelo de la Formación Profesional.

festalzira-2222

Cada año, el sábado de Gloria, en una ciudad cualquiera de nuestra provincia, se reúnen alumnos de la primera promoción del Instituto Rey Don Jaime de Alzira; su época, los años 50 del pasado siglo, me recuerda a mi amigo José Luís Espinosa, profesor y director que fue de este centro.

La convocatoria fue el pasado sábado en el restaurante alcireño “Canela y Clavo”, desde donde recibí la llamada de José Luís e inmediatamente me presenté para darle un abrazo.

Cuando Espinosa llegó a Alzira para incorporarse en el Instituto Rey Don Jaime, en sus primitivas instalaciones de las Escuelas Pías, donde en aquella comunidad eran amigos los profesores; Consuelo Aranda, Emilio Tortosa, maestro de maestros ebanistas, quien todo el mundo le llamaba don Emilio; Andrés Álvarez, Joaquín Comins…  Como aquellos locales eran insuficientes, el Ministerio de Educación construyó un edificio en lo que había sido en la carretera a Gandía, campo de experimentación agrícola, que inauguró el ministro Lora Tamayo, al que accedió salvando las aguas de una de las inundaciones que el Júcar produce en Alzira. En aquellos momentos, José Luís Espinosa fue nombrado director de este instituto que tenía grandes carencias de aquella época, surgidas por el cambio nacido en la ley de 1970. Había de ser ese primer año, al ser la transformación de una ubicación a otra y de un bachillerato a otro que con mucho esfuerzo se logró formar un instituto que fue modelo. En el se incorporaron nuevos profesores, jóvenes, que dieron auge y promoción de aquel resurgir. Para José Luís Espinosa no se olvida de profesores como Isabel López, Narciso Díaz Friginal, Consuelo Aranda… quienes de una manera especial, día y noche trabajaron con ahínco a su lado, para transformar aquel instituto, para poderlo hacer más digno a sus alumnos; a José Almiñana y Antonio Gálvez, este último, hizo un esfuerzo como capataz agrícola del campo de prácticas, permitió que japoneses, rusos y de otras nacionalidades, vinieran a ver aquel campo de experiencias, que era el orgullo del Instituto de Alzira.

festalzira-2218

Aquel auge hizo necesario volver a aumentar el Instituto, porque, por otra parte, las alumnas estaban en el antiguo caserón de las Escuelas Pías, hoy transformado en la Casa de Cultura. Después de innumerables gestiones se logró la ampliación y gracias a su actividad, el Ministerio de Educación nombró a José Luís Espinosa Coordinador Provincial de Formación Profesional, cargo al que se dedicó por entero a una tarea que era la de transformar la Formación Profesional, -sólo había cinco centros- y para ello contó con algunas personas, como el setabense José Pardo Enguer, Valero Blasco; Manuel Ballesteros y Enrique Millán. Importantes jóvenes profesores se incorporaron a la nueva enseñanza, y gracias a ella  el éxito fue tremendo. Después de ese intenso trabajo como coordinador de Formación Profesional, Espinosa se incorporó al Instituto “San Vicente Ferrer” de la capital de provincia. En su última etapa como Inspector tuvo la suerte de coordinar institutos en la zona de la Ribera y la Safor, donde muchos de los directores habían sido sus alumnos en el Rey Don Jaime de Alzira. Enrique Piera, en Alberic; María Jesús Sánchez, en Carcaixent; José Boluda, en Algemesí; Tomás Peris Albentosa, en el de bachillerado de Carcaixent y Joan Sancho Alario, en Alzira.

En Alzira José Luís formó su familia. Radio Alzira le premió con el título de “Alcireño del Año”, en 1976, en la modalidad de Enseñanza y la Asamblea Local de Cruz Roja le distinguió con una placa.

José Luís Espinosa, aunque no nació en Alzira, fue en un pueblecito de Soria donde su padre ejercía el magisterio, siempre se consideró un alcireño más entre sus vecinos. De su progenitor heredó su vocación de docente. La casualidad de venir a Alzira fue porque Antonio Tormo García, primer director que tuvo el centro de Alzira, fue a Hellín para dar una conferencia con motivo de la inauguración del Instituto “Cristóbal Lozano” de aquella ciudad albaceteña y aquí nació la idea de su traslado a Alzira.

En la foto que acompañamos, no están todos todos los 30 alumnos que fueron del “Rey Don Jaime”, no nosw haq llegado la nota completa, pero es el gráfico estan todos en el mejor lugar que podríamos elegir, los casalicios del lo que queda del añorado “Pont  de Sant Bernat… i les Germanetes. Así que, comno se suele decir. “entre otros”, estaban: Agustín Oliver. Alberto Medán, Alfredo Peris, Antonio Prats, Antonio Sotos, Carlos Ramos, Enrique Albelda, Enrique Montalvá, Ernesto Castany, Federico Gómez Pardo, Florencio Sarrión, Inocencio Sánchez, Ismael Boix, José Pellicer España, Mariano Piera, Pascual Melló, Pascual Yago, Pepe Serna, Rafael Pérez Gómez, Ramón Juncá, Roberto Espí y Vicente Bisbal. A los quen deseamos que el próximo año 2017, en el mismo día, sábado de gloria, no falten a la cita.

 

Alfonso Rovira

© 2007-2017 festalzira Alzira (Valencia) Diseño Creativo de